POSTULANTADO DE ANNA MWIKALI MATEE

















MI POSTULANTADO.



Hoy es un día muy especial para mí, al iniciar mi primera etapa de la vida religiosa, como Celadoras del Reinado del Corazón de Jesús y, precisamente en nuestra fiesta de la Solemnidad de Cristo Rey del Universo. Por eso expreso mi alegría y mi agradecimiento.

En primer lugar, mi inmensa gratitud va dirigida a Dios, Padre misericordioso, por la bondad que me ha manifestado durante este tiempo de experiencia en nuestra Congregación. La llamada de Dios no tiene fronteras, es universal.

Por ello doy gracias al Señor por esta elección sin merecerlo, porque sé que no hubiera sido posible para mí desde el principio, si su Espíritu no me hubiera enseñado a hablar en otra lengua para entenderme con cada una de mis hermanas.

Mi ingreso en esta Congregación me hace recordar al Buen Pastor que salió en busca de la oveja perdida y ésta admirada por la ternura con que era tratada, se deshacía en validos de agradecimiento. ¿Cómo pagaré al Señor tanto bien que me ha hecho? Quiero abandonarme gozosamente al cuidado del Señor, siendo peregrina en este mundo y avanzando libremente en su espíritu y en el Carisma de Nuestra Congregación.

Quiero agradecer, de todo corazón, a cuantos habéis hecho posible que llegara este día: gracias al Padre Marcos, nuestro capellán, que nos acompaña en las celebraciones de la Eucaristía y por el cariño que nos demuestra cada día.

Gracias a nuestra Madre General, Francisca Sierra Gómez, que con tanto cariño me ha acogido y ha permitido que llegara este momento de hacer mi ingreso en nuestra Congregación.

Gracias a todas y cada una de las madres y hermanas que con tanta paciencia y amor me habéis acogido en la Comunidad y me habéis trasmitido vuestra alegría, fruto de vuestra entrega, generosidad y amor a Dios y a cada una de las que formamos este grupo tan variado en lenguas y en color.

Por último, deseo que me acompañéis y me ayudéis con vuestras oraciones para que, lo que hoy inicio, sea el comienzo de una entrega definitiva al Señor y que cada día me enamore más de Él.

             Gracias.


Anna Mwikali Matee.

Comentarios

  1. Enhorabuena Anna, precioso testimonio, ojalá que por medio de el muchas almas sigan a Nuestro hermoso Rey

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Celadoras: misionera y contemplativa en la acción en la casa del Padre

El Reinado en Kenia, España y Perú - Un año nuevo 2019

¡CRISTO EL SEÑOR RESUCITÓ!