lunes, 28 de marzo de 2016

POSTULANTADO DE LINDA MLINGI

El pasado 13 de marzo nuestra hermana Linda Emili Mlingi de Tanzania, dio uno de sus primero pasos en nuestra Congregación de Celadoras del Reinado del Corazón de Jesús, estamos felices por la bendición de Dios al donarnos vocaciones misioneras para la extensión de su reinado de amor, el Señor va abriéndo caminos para llevarnos a este gran continente africano y pronto estaremos por allí... ¡Gracias Señor!
Pedimos por tu fidelidad al Señor Linda, y que Él bendiga a tu familia, pedimos, que seas muy amante de su Corazón y lo des a conocer a cuántos tengas a tu alrededor. 
¡FELICIDADES! Nos unimos a tus intenciones y felicidad.

¡Con cariño tus hermanas que  te quieren mucho!

Os dejamos algunos recuerdos de este hermoso día:












Consagración de Postulantado

Con el Consejo

Con M. General, nuestro capellán, su formadora y acompañante

Las hermanas con su vestimenta típica de Tanzania
Linda con M. General y su Formadora


Las hermanas con su vestimenta típica de Tanzania

Linda leyendo su Consagración

Recibiendo la medalla de Postulantado

Con sus compañeras: Postulantes y novicias

Con M. General

Bailes típicos

Recibiendo la felicitación

Bailando canciones típicas de su país

Con su compañera de Tanzania

Danzando





lunes, 21 de marzo de 2016

¡Aquí estoy Señor para hacer tu voluntad!

PASCUA DE MADRE MARINA DEL VALLE FERNÁNDEZ



La Congregación de Celadoras del Reinado del Corazón de Jesús este fin de semana ha despedido a Madre Marina del Valle Fernández, de 87 años de edad. Su vida fue una entrega total a Dios y a su reinado de Amor, siempre con el lema que ha repetido hasta sus útimos días: ¡Que se haga tu voluntad Señor!


 Madre Marina se fue a la casa del Padre dejándonos un gran testimonio de fuerza, amor grande y fervor constante aún en los dolores de su enfermedad, invadida por "Cancer pulmonar- extendido a los huesos" con fuertes dolores no dejó de abandonarse a Dios y ofrecerlo por la conversión de los pecadores, a MAYOR GLORIA de Dios y por las vocaciones, tenía muchas ganas de vivir... pero Dios la llamó y por eso decía: ¡Que se haga tu voluntad Señor".


Para nosotras las jóvenes es un ejemplo a seguir, para las que hemos estado a su lado acompañándole en su enfermedad, ayudándole a morir y a entregar su alma nos reconforta saber que ya está con Él, su amor de toda la vida, Jesús, el Corazón de Jesús, a quién dedicó su vida y le extendió a través del Apostolado de la oración aquí en Valladolid, y dónde decidió morir, nos reconforta su ternura- dulzura hacia los demás, a pesar de su carácter fuerte, siempre atenta y dulce: "Ven, bonita acompáñame" así me decía en su angustia y dolor le tomaba de la mano y yo le decía: "le acompaño madre, estoy con usted, tranquila" así, ratos de paz y tranquilidad junto a ella, le besaba en la frente, le abrazaba como  si lo hiciera con mi madre y con Jesús sufriente, qué gozo y paz me daba y hubiera seguido esta semana Santa así con ella, pero el hombre propone y Dios dispone, se nos fue! a gozar del amor más grande, de la paz eterna y felicidad eterna, desde aquí seguimos orando por su alma y para que interceda por nosotras sus hermanas que nos quedamos en este mundo extendiendo el reinado del Corazón de Jesús.


Damos gracias  a Dios a San José patrón de la buena muerte que intercedió y  a la Santísima Virgen María ya que fue sábado su día,  a las 9.30 de la noche dió su útimo respiro, soltando sus brazos como un gesto de "Aquí estoy Señor" "Hágase tu voluntad". Ayer estuvimos todo el día en el tanatorio de San José, allí oramos y le acompañamos, luego tuvimos la misa de cuerpo presente en la capilla del mismo tanatorio, presidida por nuestro capellan D. Gregorio quien nos dió una hermosa homilía sobre el sentido de la muerte cristiana, los cantos fueron amenizados por nuestras junioras africanas junto con la novicia Ana con su acostumbrada lengua el  Suahili tan melodiosa, finalmente le sepultamos en el cementerio del Carmen junto a Nuestra Madre Fundadora Amdora Gómez Alonso.


Gracias también a los que nos acompañaron en el tanatario, Eucaristía y por sus mensajes de aliento y sentido pésame. Dios nos encuentre en esa unidad fraterna.

M. Marina estuvo en misión en el Perú, allí su testimonio: 

AQUÍ COLOCAMOS EL LINK DE ENTRADA DE LA REVISTA QUE PUBLICARON EN PERÚ:

ENTRAS AQUÍ ABAJO Y LUEGO VAS A LA PÁG. 24 DE LA REVISTA:


https://issuu.com/lizmendy-celadoras/docs/visual_correo_congregacion_celadora