sábado, 18 de marzo de 2017

DIOS ME LLAMÓ!!! RENOVACIÓN DE VOTOS DE MARY MUTIO MUTUA


UN DÍA DIJE SÍ... Y ME ENTREGUÉ AL AMOR

La vocación siempre es un misterio de Dios, cuando Él nos llama hasta que no das ese Sí que espera de nosotras,  la vida no llega a la PAZ, ALEGRÍA Y AMOR pleno que sólo Él puede dar.
En esta ocasión la Congregación de celadoras agradece a Dios el don de la llamada de Mary Mutio Mutua, nuestra primera africana, ella, el 16 de junio renovó su consagración a Dios y con la bendición de Dios sigue diciendo sí y mirando adelante en esta gran labor: la "Obra del Amor" como se lo mostró el Corazón de Jesús a Nuestra M. Fundadora, Amadora Gómez Alonso.


Nos sentimos grandemente bendecidas al tener vocaciones africanas sin aún haber extendido nuestro carisma por esas tierras de esperanza y fértil campo vocacional. Pero sabemos que "lo que Dios promete lo cumple" como nos dejó en sus escritos Nuestra Madre, y al rezar cada mañana nuestra consagración personal al Corazón de Jesús, decimos: "....Quiero hacer algo, más bien quisiera hacer mucho porque reines el mundo...". Creemos que Dios va haciendo su labor con nuestra entrega de amor desde aquí,  aún sin pisar tierras africanas el camino se va haciendo.
Gracias Señor!!! Por ella y por todas nuestras hermanas formandas en las distintas casas de formación de los distintos países, oramos.


Corazón Amoroso de Nuestro Redentor, aquí nos tienes con el corazón inflamado por tu amor, para hacer tu santa voluntad, para vivir de tu amor y llevarte muchas almas con nuestro apostolado ya desde ahora, te confiamos la misión de Kenia que ya está a punto, sabes de nuestros temores, ilusiones y sobre todo de nuestras ansias de extender tu Amor. Como a Madre Amadora le inflamaste en celo de evangelización y de Reino, llena nuestro corazón, inflámalo Oh Señor, para que en todo, vivamos para ti, en ti y por ti, para que de la Mano de María se haga tu voluntad allí en Kenia, con nuestra colaboración, vida y ansias de reino, pero no, sin ir de la mano de María Santísima, tu Madre, nuestra bella y Buena Madre. Amén.


GRACIAS SEÑOR Y QUE NUESTRO SÍ, SEA UNA OFRENDA AGRADABLE A TU AMOR.


FELICIDADES MARY MUTIO MUTUA! ADELANTE CELADORA...
¡QUÉ BELLA ES NUESTRA MISIÓN!


Enamorada de tu Dios y fiel siempre a Él, nunca dejarás de llevar esa sonrisa, la sonrisa de Jesús a quien lo necesite en tu camino como religiosa Celadora del Reinado del Corazón de Jesús.


Dios espera mucho de ti, no lo dudes... sólo sigue con tu sí grande, tu sonrisa y amor a Dios y al prójimo y sobre todo entregándote más a Él.
Besos y felicidades Celadora africana. Te queremos mucho!!!



Que tu sí, siga contagiando a más jóvenes en este camino de felicidad, porque estamos con Él y queremos que todos sientan esta misma alegría.
Unidas en oración tus Hnas. Celadoras de España.